Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano

Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano

Tras la Campaña “Mapea tu Humedal” la Municipalidad de Puerto Varas y la comunidad lacustre logró identificar 84 puntos definidos en quebradas, vertientes, humedales y pomponales que buscan ser preservados para proteger la diversidad de especies que habita en ellas.

En los días que arreciaba lo peor de la pandemia y en estricta cuarentena, el ruido de los vehículos y el trajinar urbano dio paso a un profundo silencio que se mezclaba con el trinar de bandurrias, queltehues y alguna que otra ranita de antifaz, entre otros sonidos, que hablan de una rica biodiversidad de especies en el corazón de la urbe silenciada por la modernidad.

Y es que, en una ciudad que crece a un ritmo desenfrenado, aún es posible encontrar espacios naturales con un mínimo de intervención, donde habitan éstas y otras muchas especies dando cuenta de una rica biodiversidad de aves, flora y fauna, nativa e introducida, que cumplen un rol fundamental para, por ejemplo, la evacuación y drenaje de aguas lluvias. Se trata de los Humedales Urbanos.

A través de la Campaña Mapea Tu Humedal de principios de año, la Municipalidad de Puerto Varas invitó a la comunidad a identificar la memoria histórica asociada a los humedales, su ubicación y sus problemáticas, del casco urbano. El resultado fue todo un éxito y con el apoyo de vecinos y vecinas se reconocieron 84 puntos asociados a quebradas, humedales de borde lago, vertientes y pomponales, que es donde habita la mayor parte de la biodiversidad puertovarina.

Una de las instituciones que participó del mapeo de humedales urbanos en Puerto Varas fue la empresa Patagua, dedicada a la gestión integrada del agua y el territorio a través de asesorías especializadas. Colaboraron en el diseño de una plataforma para geolocalizar los humedales urbanos, implementando también mapeos al paso para ampliar la participación aprovechando el acervo de vecinos y vecinas que habitan el territorio.

La ingeniera en recursos naturales Camila Teutsch, es directora ejecutiva de Patagua y explica que los humedales son relevantes en la generación de ciudades resilientes, especialmente en la zona sur. “Son verdaderas esponjitas –dice- que absorben el agua, la retienen y la devuelven de manera controlada evitando problemas de inundación que ocurren con más frecuencia porque hemos impermeabilizado las ciudades. Otro rol que tienen es el de un tremendo potencial como espacios de encuentro, de uso público y de aprendizaje al aire libre, son múltiples beneficios para generar ciudades con mejor calidad de vida para las personas”   

Declaratoria

Con el crecimiento desmedido del desarrollo inmobiliario que amenaza estos últimos bastiones naturales en las ciudades, se hizo urgente un cuerpo legal que preservara los humedales urbanos. Por eso el año pasado se promulgó la Ley 20.201, que establece, entre otras implicancias, que todo proyecto que involucre humedales urbanos debe ser ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, además de ser incluidos en los instrumentos de planificación territorial de la Ley de Urbanismo y Construcciones.

Por otro lado, releva a las Municipalidades el rol de declarar ante el Ministerio del Medio Ambiente sus humedales urbanos, poniendo en las manos de los gobiernos locales la puesta en valor y protección de estos valiosos ecosistemas.

Eso dio pie a que, tras la campaña Mapea Tu Humedal, el municipio puertovarino solicitara al Ministerio de Medioambiente la declaratoria de tres humedales urbanos: La Marina, Quebrada Gramado y Marina Sur, que actualmente se encuentran en etapa de tramitación para su declaración oficial por parte del Ministerio de Medioambiente.

En esa línea se encuentra la nueva administración municipal encabezada por el alcalde Tomás Gárate, que busca crear una gobernanza ambiental para desarrollar la estrategia comunal con participación de la sociedad civil, para conservar y restaurar los humedales urbanos amenazados, creando una ordenanza ad hoc a la nueva ley que permita a las comunidades de Puerto Varas preservar estos espacios naturales en el corazón de la ciudad.

Lo anterior, como base para proteger de manera efectiva los humedales de nuestra comuna explica el jefe comunal puertovarino. “La futura ordenanza no solo contiene el reconocimiento legal de los polígonos de los humedales, también contempla estrategias de fiscalización, restauración ecológica y de protección, porque no sacamos nada con delimitar el humedal, tenemos que hacer acciones para recuperarlos” dijo Gárate.   

Infraestructura Verde

En ese sentido la autoridad puertovarina adelanta que el desafío de los próximos años, no solo para Puerto Varas, sino para el país y el planeta entero, es enfrentar los efectos del cambio climático, que en el territorio se hace evidente con la disminución de los eventos de precipitaciones afectando a vecinos y vecinas en diferentes ámbitos. Por eso dentro de la gobernanza ambiental contempla ejes de acción participativo en materia de biodiversidad, cuidado del agua, residuos y ciudad verde, que apuntan a recuperar el invisibilizado patrimonio natural de la ciudad.

 

Dentro de esa gobernanza se encuentra el Plan de Infraestructura Verde, que, según explica el alcalde, “pone en valor todos los espacios públicos naturales, y no naturales, que tienen potencialidad como área verde, entendiendo que pueden ser cerros, quebradas, humedales, esteros, plazas, parques. Nuestra visión es consolidar un sistema conectado de parques y plazas a disposición de la ciudadanía, en resumen, una hoja de ruta que nos permita avanzar hacia una ciudad más humana, donde los espacios públicos, sean el pilar fundamental” afirmó el alcalde de Puerto Varas, agregando que, de esta manera, se va creando un circuito natural inserto en la ciudad, preservando la enorme biodiversidad urbana.

Una de las instituciones que respondió a la convocatoria del municipio para activar este Plan de Infraestructura Verde es Patagua, cuya directora ejecutiva destaca el impulso colectivo que ha generado la nueva administración comunal para relevar y visibilizar entornos naturales dentro de la ciudad.

“Es deseable que se generen estos espacios de apertura aprovechando las capacidades locales y la disposición de los distintos actores sociales para ser parte de los procesos de co-construcción. Esta administración ha dado señales en esa vía, la de poner la municipalidad al servicio de la ciudad y de las ideas que vienen desde distintos sectores y no necesariamente siempre desde lo público” explica la directora ejecutiva de Patagua.

Para ella el Plan de Infraestructura Verde, que impulsa el alcalde Gárate es una oportunidad “partiendo por identificar cuál es nuestra matriz de infraestructura verde, identificando humedales, quebradas, esteros, entre otras áreas. También espacios de naturaleza urbana que son elementos súper relevantes y que no son tan visibilizados. Desde esa matriz vamos a ir definiendo corredores biológicos, su conectividad y espacios de uso público” explica Camila Teutsch,

El desafío es enorme e interesante y requiere de la voluntad amplia de la comunidad, de los privados y de las entidades públicas, finaliza diciendo el alcalde Tomás Gárate, apuntando que Puerto Varas puede convertirse en referente y un ejemplo para otros territorios de cómo encarar colaborativamente este nuevo escenario climatológico.

Por lo pronto, ajenos a este reto puertovarino, tiuques, chincoles y sapos de cuatro ojos, continúan luchando por su espacio vital en medio de arrayanes, sauces, juncos y notros que florecen de biodiversidad entre el boom inmobiliario puertovarino y el ruido urbano, que hasta ahora, ha ocultado la mejor cara de la ciudad puerta de entrada a la Patagonia Austral.

Audios:

Galería de imágenes:

Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano
Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano
Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano
Puerto Varas enfrenta el cambio climático rescatando su patrimonio natural urbano