Nuevas autoridades de Puerto Varas solicitaron al contralor regional realizar una auditoría interna a la Municipalidad lacustre

Imágenes.

El Alcalde Ramón Bahamonde, junto al Administrador Municipal Henry Azurmendi, requirieron la acción del ente fiscalizador para conocer el real estado financiero, contable y administrativo del municipio lacustre.

La máxima autoridad comunal y el Administrador Municipal, ingresaron la solicitud para que el ente contralor inicie una auditoría interna, que esclarezca la situación financiera, contable y administrativa, en que las pasadas autoridades entregaron al recién asumido gobierno comunal, el municipio puertovarino.

Al respecto, Henry Azurmendi recordó que actualmente hay una investigación por parte de la PDI que contó incluso con incautación de computadores “y en ese escenario, nuestro alcalde Ramón Bahamonde, ha solicitado personalmente al contralor, que instruya una auditoria interna en la cual la Contraloría, además de la investigación que está realizando la Fiscalía, haga una revisión completa del estado actual de nuestro municipio” indicó.

 

Incumplimiento en Actas de Entrega

De igual manera, los directivos dejaron constancia, ante el contralor, del incumplimiento por parte del saliente gobierno comunal, de lo establecido en el artículo 67 de la Ley Orgánica de Municipalidades, que se refiere a la entrega de actas de traspaso de la gestión municipal entre los años 2012 y 2016.

A raíz de la inexistencia de estas actas, el administrador municipal Henry Azurmendi señaló que “hemos venido trabajando arduamente en estos últimos días, recopilando la información y se ratifica lo que ya es vox populi, que el estado del municipio es bastante complejo, sobre todo desde el punto de vista de las finanzas y otras cosas más en el desarrollo de proyectos que van en beneficio de la ciudadanía”.

El directivo municipal agregó que “por esa razón, nuestro alcalde recurrió a la Contraloría Regional, para dejar constancia ante el Contralor, que esta información no fue entregada, para que tome nota e inicie una investigación” indicó Henry Azurmendi.

Según consta en el documento ingresado, las actuales autoridades dejaron constancia de no haber recibido, por parte de la administración saliente, antecedentes ni documentación presupuestaria, financiera, contratos y concesiones vigentes. Además, señala, no hay información relacionada con el Plan Comunal de Desarrollo, o sobre proyectos concluidos y aquellos en ejecución, ni acerca de auditorías, sumarios, y juicios que el Consejo para la Transparencia haya dictaminado respecto a este municipio.

Tampoco, finaliza el escrito, sobre convenios celebrados con otras instituciones públicas o privadas ni modificaciones efectuadas al patrimonio municipal.