Esta semana, los once estudiantes de primer y segundo ciclo de la escuela rural puertovarina, volvieron a clases en su establecimiento tras finalizar los trabajos de mejora en su infraestructura.

Fue el propio alcalde Ramón Bahamonde quien recibió a los alumnos con un desayuno de bienvenida, que sirvió como inauguración de los trabajos en los que el municipio puertovarino invirtió más de diez millones de pesos para mejorar techumbre, paredes, iluminación, desmalezamiento y servicios higiénicos, entre otros perfeccionamientos.

Gracias a estos arreglos, la comunidad educativa de la escuela cuenta con una renovada infraestructura en su establecimiento, cumpliendo con todas las expectativas de los niños, como indicó su profesora encargada, Inés Solís. 

“Tuvieron un desayuno con el alcalde, muy contentos y se cumplieron todas las expectativas de los niños que están muy felices de ver la escuela que ellos soñaban. Una escuela muy acogedora”. De igual manera la directora de la escuela agregó que los apoderados también conocieron los arreglos y “quedaron más que satisfechos y agradecidos del señor alcalde por las gestiones que realizó y de los concejales por aprobar el dinero para lograr este proyecto, todos aquí éramos pura sonrisa esta mañana” finalizó.

Durante cuatro meses, los pequeños continuaron sus clases en la Escuela Rural Hardy Minte de Los Riscos, esperando el fin de los arreglos que se extendieron a causa de la naturaleza de los mismos, que tenían por objetivo brindar los mejores estándares de enseñanza para los pequeños.

Así lo indicó el alcalde Ramón Bahamonde durante su visita a la escuela, en que saludó a la comunidad educativa de Río Pescado para dar la bienvenida en su remozado establecimiento, quien más tarde, en concejo municipal, agradeció al concejo municipal e invitó a los ediles a apreciar el remozado establecimiento.

Nos demoramos un poco más por lo engorroso del sistema administrativo, pero hicimos más cosas de las que teníamos planteada inicialmente -dijo el jefe comunal- y hoy no solamente tenemos una escuela, quizás una sala de reuniones para eventos de las organizaciones sociales porque quedó en condiciones de ser usada y poder proyectar la relación interna de nuestra comunidad en lugares tan maravillosos como donde está emplazada la escuela Reinaldo Raddatz”. 

El cierre temporal del establecimiento, fue decretado en mayo y finalizó con el desayuno de bienvenida del jefe comunal a alumnos y apoderados, este martes, dando inicio así, a una nueva etapa en la enseñanza de los niños y niñas de Río Pescado en Puerto Varas.